Skip navigation

Dos malandros llegan al cerro y entran en un rancho, arrastrando a un tipo. Adentro, un Chino de 1,90m y 120 kg. Mezcla de Mongol con Ruso, limpiándose las uñas con un puñal enoooorme.

-El jefe pidió que te cojas por el culo a este imbecil, para que aprenda a no hacerse el macho con nuestra banda. – Dijo uno de los malandros.

– Déjenlo ahí en un rincón, que mas tarde me encargo de él.  – Dijo el Chino.

Cuando los malandros se van el tipo dice: – Por favor Señor Chino, no me haga eso, después de cogido mi vida se termina, tenga piedad por el amor de Dios. – Cállate la boca y quédate quietecito ahí.

Al rato vuelven los malandros con otro más. – Chino, el jefe pidió que a este, le cortes las dos manos y le perfores los ojos, para que aprenda a no tocar el dinero de la venta de drogas. – Déjalo ahí que dentro de un rato me encargo. Una hora después traen otro pajuo. – Chino, a este le cortas el huevo y la lengua para que nunca más se meta con las mujeres del barrio – Tá güeno déjalo ahí en el rincón con los otros. Finalmente traen a otro. – Chinazo, a este lo cortas en pedacitos y mandas cada pedacito para la familia. En ese momento, el primer tipo le dice al Chino, en voz bien baja: – Señor Chino, por favor no se confunda. ¡¡Al que vas a coger por el culo es a mí!! ¿OK?

Moraleja: A medida que conoces los problemas de los demás, te das cuenta que el tuyo no es tan grave.

Enjoy !! (Este me lo envio Etna)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: